logo Aritz Urresti

Hazlo ahora

Escrito por Aritz Urresti el 10 Nov 2011
hazlo ahora sin dilacion

Las personas tenemos una costumbre muy común: dejar “para mañana” cosas que deberíamos hacer hoy. Posponemos aquellas tareas que nos resultan complejas o desagradables, las que nos generan barreras mentales y miedos, y todas aquellas que no nos proporcionan un beneficio a corto plazo. Tendemos a priorizar las que nos dan resultados a corto plazo. La consecuencia de esto es que perdemos la oportunidad de beneficiarnos de una serie de tareas que podrían darnos grandes beneficios a largo plazo, al posponer su realización. El hábito de la “dilación” puede suponer graves problemas en algunas personas.

Hábito de la dilación

La “dilación“, se conoce en los países de habla inglesa con el término “procrastination”, en castellano suele usarse también la palabra “procrastinación”.

Es tremendamente complicado abandonar este hábito. Pero es necesario realizar ese esfuerzo dado que la dilación nos perjudica gravemente en nuestro rendimiento y productividad profesional (y también en el personal). Debemos sustituir ese hábito por otro que sea beneficioso, por ejemplo el hábito de gestionar las cosas con inmediatez.

Generalmente no somos capaces de concretar las cosas y las posponemos, porque las mantenemos como “deseo”, de forma muy genérica y ambigua. La actitud de “Hazlo ahora” puede marcar la diferencia y ser nuestro primer paso hacia el éxito. Si somos capaces de concretar y llevar nuestro “deseo” hacia lo tangible, daremos un gran paso. Hacerlo ahora puede ser la diferencia entre tener un deseo y convertirlo en realidad. Si lo mantenemos en el plano de lo intangible, de lo ambiguo, del “algún día…” jamás lo haremos.

Ante una nueva tarea que se nos presente debemos tomar una de las siguientes 4 decisiones:

  1. Hacerla al momento.
  2. Decidir no hacerla nunca.
  3. Delegarla en otra persona.
  4. Planificar su realización.

La opción de “Planificar su realización”, consistiría en:

  1. Ponerle fecha de inicio y fecha de finalización.
  2. Determinar su grado de priorización respecto al resto de nuestras tareas.
  3. Meterla en la agenda.

Es importante dedicar unos minutos para determinar cuál de las 4 decisiones es la menos perjudicial para nosotros.

Pero existen técnicas y herramientas para aprender a sustituir hábitos, contrastadas a lo largo de décadas de utilización.

¿Quieres aprender más sobre este tema? Incrementa tu rendimiento y productividad personal mejorando tus hábitos.

Asiste a mi próximo curso gratuito de 5 horas en el edificio del Seminario de Derio (curso presencial todas las semanas). Totalmente gratuito y sin ningún compromiso posterior.

Inscríbete rellenando el formulario: haz click aquí.

Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

One Trackback/Pingback

  1. […] de forma automática, sin una reflexión consciente acerca de que es lo que más me conviene. Sin planificación, me dejo llevar por la inercia de la repetición constante de acciones, llegando a ser un modelo de […]

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL