logo Aritz Urresti

¿Cómo saber si eres una persona libre?

Escrito por Aritz Urresti el 26 Oct 2012
persona libre

¿Alguna vez te has parado a pensar si eres una persona realmente libre?

¿Ejerces la libertad de tomar por ti mismo las decisiones importantes de la vida?

¿O por el contrario renuncias a ser libre, dejando que las circunstancias externas, los hábitos y la rutina sean quienes deciden por ti?

La vida es mucho más que las circunstancias externas de carácter temporal. Supongamos que del total de las cosas que te suceden, el 50% no están en tus manos, si no que se deben a esas circunstancias externas, que no están bajo tu control. Quedaría por tanto, otro 50% de las cosas que está en tu mano controlar. La mayor parte de las personas no son libres, porque ceden ese 50% de decisiones a los demás, no toman la responsabilidad sobre su vida, si no que se dejan controlar por sus inercias cotidianas, por su día a día, por sus miedos internos, sus barreras mentales, etc. Si del 50% que podemos controlar, una parte importante la cedemos a los requerimientos de los demás, a los hábitos y las rutinas, el porcentaje del control sobre nuestra propia vida, queda reducido a la mínima expresión. ¿Puede considerarse verdaderamente libre una persona que actúa así?

Lo normal es que la mayor parte de las personas cedan esa libertad, actuando reactivamente, sólo reaccionan a las cosas, a las circunstancias, se dejan influenciar por los deseos de los demás, renunciando a los suyos propios. Esto no es ser libre. Estas personas se detienen al menor obstáculo que encuentran y piensan “no se puede”. Pocas son las personas que son verdaderamente proactivas, que provocan las cosas que desean sucedan.

Para una persona libre, los obstáculos son solamente elementos pequeños y manejables que aparecen durante el viaje. Son personas equilibradas porque están acostumbradas al éxito en sus vidas, al no detenerse ante los obstáculos. La vida ofrece a estas personas unas perspectivas mucho más extensas, grandes y ricas. Cuando una persona toma la firme decisión de lograr las cosas que desea, y no cede su libertad ni la responsabilidad de su vida, se convierte en una persona libre. Las personas libres que deciden su vida, consiguen además que el 50% de las cosas que no son a priori controlables, pasen a serlo.

¿Has luchado alguna vez por conseguir la libertad absoluta? Tal deseo puede alcanzarse cuando una persona toma consciencia de lo que significa la libertad absoluta.

  • La libertad es la aceptación de tu derecho a elegir en la vida, y que es compatible con tus necesidades más importantes y con tus deseos. Quien no toma decisiones ni hace elecciones no es libre.
  • La libertad es aceptar la responsabilidad de las propias acciones y decisiones, tanto para el éxito como para el fracaso. No es quejarse de las circunstancias o de los demás. Si tu coges el control, ni las circunstancias ni los demás podrán contigo.
  • La libertad es la responsabilidad de elegir las actividades que ayuden a la realización de tus metas más importantes. No es negarse a actuar responsablemente.
  • La libertad es llevar a cabo los proyectos y tareas que aumentan tu fuerza. No es intentar hacerlo “todo”.
  • La libertad es construir relaciones satisfactorias con las personas que sean importantes para ti. No es mantenerse aislado de los demás por culpa de tus barreras mentales.
  • La libertad es actuar con iniciativa y seguridad para conseguir tus metas y tus propósitos en la vida. No es malgastar el tiempo en actividades de baja rentabilidad o baja satisfacción.

El mejor plan para ser libre es el de convertirte en una “persona total”, una persona que crece y que consigue sus metas en todas las áreas de la vida (profesional y financiera, mental y educativa, física y de la salud, social y cultural, espiritual y ética, familiar y del hogar).

¿Quieres aprender más sobre este tema? 

Asiste a mi próximo curso gratuito de 5 horas en el edificio del Seminario de Derio (curso presencial todas las semanas). Totalmente gratuito y sin ningún compromiso posterior.

Inscríbete rellenando el formulario: haz click aquí.

Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL