logo Aritz Urresti

¿Por qué no tengo la vida que deseo?

Escrito por Aritz Urresti el 1 Feb 2013

no tengo la vida que deseo

¿Por qué no tengo la vida que deseo? Muchas personas construyen sus vidas en la mediocridad, sin ser conscientes de que cada uno de nosotros tenemos la oportunidad de moldear y construir nuestro propio destino. Hemos de auto convencernos: “puedo definir la vida que deseo. No debemos dejar nuestro destino al azar nunca, somos nosotros los que determinamos lo que nos pasa en la vida, no lo hace la casualidad. Lo que nos pasa, normalmente no es más que un resultado. Nuestro peso es un resultado de cómo gestionamos nuestra alimentación; nuestra salud es un resultado de cómo nos cuidamos y las actividades que nos enferman; nuestra cantidad y calidad de amigos es un resultado de cómo gestionamos las relaciones sociales; nuestros conocimientos son un resultado del tiempo y esfuerzo invertido en formación; nuestra situación económico-financiera es un resultado de cómo hemos gestionado nuestro tiempo y nuestro trabajo. No es el azar, no es la suerte, somos nosotros quienes determinamos lo que nos sucede. La vida en general, es un resultado, nos sucederán cosas mañana según lo que hagamos hoy. Somos nosotros mismos quienes constantemente nos auto limitamos y no aprovechamos nuestro potencial latente para decidir lo que queramos que nos suceda.

La mentalidad imperante es “espero poco y como resultado obtengo poco”, una mentalidad que nos dirige hacia una vida mediocre porque mentalmente aceptamos restricciones y no desarrollamos el potencial que tenemos. Lograr las cosas que queremos tiene más que ver con nuestra propia mente de lo que suponemos, nadie nos ha explicado que si juntáramos un deseo ardiente y la creencia de que podemos lograrlo, no habría quien nos parase. Todo lo que seamos capaces de imaginar y visualizar, si lo deseamos sinceramente y nos lo creemos puede ser nuestro, si lo planificamos y fijamos metas. Sin embargo la inmensa mayoría de las personas no tiene más que sueños vagos y poco sinceros, deseos que ellos mismos no se creen. ¿Cómo van a conseguir las cosas si no se las creen? ¿Por qué no tenemos la vida que deseamos?

Cada día de nuestra vida es un nuevo comienzo, es mejor no anclarse en el pasado, el presente y el futuro se encuentran a nuestra disposición, están llenos de oportunidades a nuestro alcance. Si nos mentalizamos a que cada día podemos empezar de nuevo, los afrontaremos con una expectativa positiva, y con una visión más amplia sobre la abundancia que ofrece la vida. La vida es hoy. Si pienso solo en el ayer no podré obtener la vida que deseo.

Los talentos y capacidades innatas que poseemos cada ser humano, no guardan relación directa con el éxito en la vida. Lo importante es el modo en que se emplean. Gran parte de las personas de éxito no poseen una inteligencia especial, ni tienen títulos universitarios, muchos fueron mediocres estudiantes, tampoco tienen otras habilidades destacadas. Por otra parte, muchas personas de gran inteligencia, con inmensos conocimientos, y grandes habilidades no encuentran el éxito en la vida. Lo que sí suele ocurrir con frecuencia es que las personas de éxito utilizan la imaginación para desarrollar sus deseos ardientes y para fijar metas, poseen un gran deseo de logro, son capaces de tener una idea clara sobre las cosas que quieren de la vida, y forjan su propia vida porque saben que el destino viene determinado por las metas que ellos mismos establecen, no por la casualidad.

¿Quieres aprender más sobre este tema?

Asiste a mi próximo curso gratuito de 5 horas en el edificio del Seminario de Derio (curso presencial todas las semanas). Totalmente gratuito y sin ningún compromiso posterior.

Inscríbete rellenando el formulario: haz click aquí.

 

Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL