logo Aritz Urresti

Estoy atrapado por mi negocio

Escrito por Aritz Urresti el 8 Jul 2015

Estoy atrapado por mi negocio

¿Te sientes atrapado por tu negocio? Conoce los motivos.

Un negocio es un proceso repetible que produce beneficio. Es decir, un sistema. Para que tu negocio tenga una base sólida sobre la que crecer, debe estar construido sobre un sistema. Una empresa que no cuente con un sistema eficiente, cuando trate de expandirse fracasará irremediablemente. Es habitual el caso de negocios que parecen ir bien hasta que tratan de expandirse y crecer, y en ese momento aparecen los problemas. Esto sucede simplemente porque no son negocios cimentados en un sistema, más que negocios deben considerarse auto empleos. Si como propietario de un negocio eres la pieza principal de la maquinaria, entonces, automáticamente eres la principal obstrucción de la maquinaria. Un negocio sistematizado no necesita de su propietario para funcionar.

¿Cómo crear un sistema de negocio eficaz? Lo mejor es simplificar al máximo, huir de complicaciones, centrándonos en las 3 áreas realmente importantes de todo negocio: Marketing, Producción y Administración. Sistematizar consiste en diseñar pautas específicas para cada una de estas áreas, de forma que funcionen sin problemas, tratando de automatizar en lo posible, y seleccionando personas adecuadas para que, con una formación y entrenamiento, sean capaces de desarrollar el sistema. El objetivo es que tu negocio funcione como una máquina perfectamente engrasada.

Si es imprescindible tu presencia en el negocio para que éste funcione, solo podrá crecer hasta el punto exacto en que tú seas capaz de gestionarlo personalmente. El límite de tu negocio está exactamente en el límite de tu capacidad de gestión. Es irrelevante lo inteligente que seas, lo preparado que estés, y el empuje y motivación que poseas. Toda persona tiene un límite en sus capacidades. Un empresario en realidad debería ser simplemente un coordinador, un director de orquesta que no debe caer en la tentación de tocar un instrumento, por muy virtuoso que sea, ya que… ¿quién dirige la orquesta si él toca?

Todas las grandes empresas tienen un director general cuya única tarea consiste en mantener la visión de la empresa, coordinar las partes, desarrollar las oportunidades de crecimiento y buscar nuevas formas de aumentar el crecimiento. Si no hay una persona enfocada en estas tareas, será mucho más difícil que una empresa pueda crecer, o ni tan siquiera mantenerse. Se trata de trabajar “sobre el negocio”, no “en el negocio”. Cuando pensamos en nuestra empresa, deberíamos concebirla como si fuéramos a crear una red de franquicias, de tal forma, que cada franquicia fuera capaz de desarrollar el negocio sin estar yo presente. Debemos formar a otras personas para que se encarguen de las tareas cotidianas, mientras el empresario se centra en crecer.

Tener un sistema en tu negocio te proporcionará la libertad que deseas. Ser una pieza indispensable en tu negocio te proporcionará esclavitud y sufrimiento. Libérate de esa sensación “estoy atrapado por mi negocio” creando un sistema eficiente.

¿Quieres aprender a gestionar un equipo en tu empresa para ganar independencia y libertad? No sigas esperando a mañana, el éxito no depende de lo que hagas mañana, si no de lo que hagas hoy.

Puedo ayudarte, contacta conmigo aquí.

Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL