logo Aritz Urresti

No tengo tiempo de alcanzar el éxito, estoy demasiado ocupado trabajando

Escrito por Aritz Urresti el 17 Ene 2016

No tengo tiempo para alcanzar el éxito

No tengo tiempo de alcanzar el éxito

Buscando información en internet sobre temas de motivación personal y profesional, entrenamiento, coaching, etc. podemos encontrar numerosos textos, vídeos y consejos que tratan de generar entusiasmo, positividad, confianza en uno mismo, ambición, aumento de la productividad y diversos métodos para la planificación y gestión de tiempo.

Sin embargo, una gran parte de todas estas técnicas y aprendizajes lo único que provocan es la creación de grandes expectativas, que después terminan en grandes fracasos, frustración y abandono. Si bien es cierto que el fracaso es una parte del aprendizaje, no sirve de nada cuando su consecuencia es el abandono y la depresión.

Y esto ocurre, porque no se parte de una base fundamental: primero es ser y después hacer. No podemos pretender que, sin llevar a cabo un profundo cambio personal, con un puñado de “claves” milagrosas, todo empiece a salirnos bien, empecemos a ganar dinero, a ser felices y a conseguir todas nuestras metas. Lo cierto es que el crecimiento personal verdadero y permanente parte de identificar nuestra Misión.

Todas las personas necesitamos descubrir nuestra Misión en la vida, manifestarla y alinearla con nuestro quehacer cotidiano. Empeñarse en luchar contra nosotros mismos y nuestra naturaleza, es ir contracorriente en una pelea que nos dejará exhaustos. Se nos enseña desde niños que nuestra vida es una dura lucha diaria y que debemos avanzar contra la corriente, asumimos que eso es lo normal. Pero si encontramos la manera de avanzar a favor de la corriente, esa lucha se transformará en algo relajado e incluso divertido. Nuestra existencia no será más que sufrimiento y dolor si no somos capaces de encontrar nuestra misión para alinearla con nuestra vida. Las personas que lo logran experimentan cosas increíbles. Para ellos todo empieza a fluir, las cosas que desean se ven cumplidas, parece que atraen hacia si la suerte, parece como si una fuerza de atracción les ayudara a obtener cosas positivas. ¿Sabéis a lo que me refiero?

En nuestra era, la mayor parte de las personas sufren. Experimentan un atasco en sus vidas, necesitan hacer continuamente esfuerzos y sacrificios excesivos que les hacen enfermar. La vida, en vez de crecimiento y contribución, consiste en dolor y sacrificios. A veces parece que las personas encuentran cierto gusto autodestructivo en lo difícil, lo complicado y las aflicciones. Interactuamos con las demás personas desde nuestro dolor, es decir, desde algo negativo y esto tiene graves consecuencias.

Para que todo fluya en nuestra vida es necesario que nos concentremos firmemente en nuestro propósito. No es casualidad que aquellas personas que son consideradas “exitosas” tienen en común una gran capacidad de enfoque hacia lo que quieren y de actuar de forma coherente y perseverante hasta materializarlo. Nos empeñamos en creer que el éxito se debe a una especial inteligencia, a determinados estudios universitarios, a tener dinero llovido del cielo, a un golpe de suerte y cosas similares. Pero no son estas cosas lo que tienen en común las personas de éxito, si no el tener una misión o propósito claros, la mencionada capacidad de enfoque, y la perseverancia.

Para triunfar y lograr nuestros propósitos, debemos borrar de nuestra mente obsesiones como éxito, triunfo, dinero y resultados. Solo hay que enfocarse en la acción: actuar con entrega, concentración y disciplina, hasta consumirse totalmente en la acción que estamos ejecutando. Pero no cualquier acción, sino una acción que hayamos planificado y esté desglosada de nuestro plan, el cual nos dirige hacia nuestra Misión o propósito.

La mayor parte de las personas, por desgracia, afirman estar muy ocupadas trabajando, como para pararse a pensar en planes, misiones y metas. Así pues, no les es posible obtener el éxito porque se encuentran demasiado ocupadas trabajando. Yo también pensaba “no tengo tiempo de alcanzar el éxito“, hasta que decidí tomar las riendas de mi vida.

¿Y tú qué vas a hacer? ¿Continuarás con tus rutinas de todos los días para conseguir los resultados de todos los días?

Te invito a uno de mis cursos gratuitos de 5 horas en el edificio del Seminario de Derio (curso presencial todas las semanas). Totalmente gratuito y sin ningún compromiso posterior. Nada pierdes por escucharlo.

Inscríbete rellenando el formulario: haz click aquí.

Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL