logo Aritz Urresti

Por qué me levanto cada mañana

Escrito por Aritz Urresti el 22 Jul 2016

Por qué me levanto cada mañana¿Alguna vez te ha hecho esta pregunta a ti mismo de forma honesta?

Por qué me levanto cada mañana

Lo cierto es que la mayor parte de las personas no saben por qué se levantan cada día, se quedan en blanco si se les pregunta. No encuentran ninguna respuesta profunda. No hayan ningún motivo serio y trascendente para levantarse cada día. Y es que no resulta sencillo encontrar un motivo para quienes nos metemos en la vorágine del día a día, que nos arrastra en tareas rutinarias a un ritmo vertiginoso, sin tener ningún punto de destino identificado, ni ningún plan en la mente más allá de las cervezas del próximo fin de semana.

Esta es una de las mayores causas de insatisfacción en las personas. No podemos ser felices si no tenemos metas en la vida y nos limitamos a agotar un día tras otro zarandeados por los deseos y peticiones de otras personas. Como no tenemos metas propias, enseguida aceptamos someternos a los intereses de los demás.

¿Por qué me levanto cada mañana? Me levanto cada mañana por que hay que hacerlo, simplemente. Así piensa la gente sin objetivos en la vida, que no sabe a dónde va ni a dónde quiere ir. Somos conscientes de que no sabemos cuáles son nuestras metas, pero siempre estamos a tiempo de corregirlo. Nunca es tarde para empezar a marcarse metas, a planificar, a darnos cuenta de lo que nos sucede cada día es una consecuencia de lo que hemos sembrado en el pasado. Si sembramos semillas de forma planificada, podremos obtener el fruto deseado. Por el contrario si sembramos de forma reactiva, no sabremos qué frutos obtendremos, ni cuándo. No estaremos listos para recogerlos, y no sabremos si serán dulces o amargos.

Si nos paramos a analizar cuáles son las cosas importantes, casi todas las personas responden cosas similares: la salud, la familia, los amigos, la carrera profesional…  Efectivamente, son cosas muy importantes que no deberíamos descuidar. Son buenas respuestas a la pregunta “por qué me levanto cada mañana“. Pero paradójicamente podemos comprobar que esa misma gente que afirma desear esas cosas, no trabaja en ellas, no hace nada para conservarlas o mejoraras. No cuidamos nuestra salud como deberíamos, no estamos el suficiente tiempo con la familia y con los amigos, o no es un tiempo de “calidad”.

No se da coherencia entre las cosas que decimos que son importantes y las cosas que más cuidamos. Deberíamos centrarnos cada día de nuestras vidas, en actividades para mejorar nuestra salud y para para estar con las personas que queremos. Sin embargo no lo hacemos y dedicamos casi todo nuestro esfuerzo en trabajar en los objetivos de otras personas, en trabajos que no nos realizan como persona. Es importante pararse a pensar en por qué me levanto cada mañana.

Estar tiempo con tu familia, llamar a tus amigos y quedar con ellos, demostrar a tus seres queridos que son importantes para ti, hacer deporte todos los días, aprender sobre nutrición para tener tu cuerpo en buen estado, hidratarte correctamente, hacer chequeos médicos, actualizar tu formación para mejorar en tu trabajo, aprender más leyendo libros de tu sector … Son actividades que toda persona debería hacer a diario, jamás deberíamos olvidarlas, deberían ser lo más importante del día. Pero lo cierto es que casi nadie las hace.

Piensa sobre todo ellos, y analiza si a ti también te ocurre, como a la inmensa mayoría. Nunca es tarde para rectificar y centrar tu vida en lo que te importa de verdad.

¿Quieres conocer la respuesta a la pregunta “por qué me levanto cada mañana”? ¿Quieres encontrar tus propios motivos personales para hacerlo?  Te invito a mi curso presencial gratuito, donde te hablaré de estos y muchos otros temas que creo que pueden interesarte. Es totalmente gratis y no implica ningún tipo de compromiso (25 plazas máximo). ¡Nos vemos pronto!

 

Inscríbete al seminario gratuito
Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL