logo Aritz Urresti

¿Estamos condenados a ser infelices?

Escrito por Aritz Urresti el 16 Sep 2016

condenados a ser infelices¿Estamos condenados a ser infelices los seres humanos?

¿Por qué a la mayoría de los seres humanos les va mal y a unos pocos les va bien? ¿Estamos condenados a ser infelices hagamos lo que hagamos? ¿Por qué unas personas alcanzan lo que se proponen y otras no? ¿Por qué hay alguien que alcanza determinado resultado y yo no? ¿Qué sabe esa persona que yo no sé?

En la época en la que vivimos, tenemos acceso a un amplio conocimiento acerca de qué hemos de hacer para tener resultados, para tener salud, para tener buenas relaciones sociales, para tener buena relación de pareja… ¿Por qué no lo hacemos?

Vivimos en una época de abundancia, sin embargo las personas atraen hacia sí la escasez, porque se focalizan en lo que no tienen, sus pensamientos se centran en lo negativo y por tanto eso es lo que atraen. Las personas tenemos tendencia a adoptar una actitud de víctima ante lo que nos sucede, en vez de intentar comprender qué está ocurriendo en nuestra vida y por qué.

El error es buscar culpables fuera y proporcionarnos auto excusas. Todo lo que nos ocurre está bajo nuestra responsabilidad, todo surge de dentro de nosotros, debemos tomar consciencia de que la realidad está bajo nuestro control en gran medida, en lugar de ceder el control. La abundancia llega a toda aquella persona que está dispuesta a tomar consciencia plena. Es el ego lo que nos impide desarrollarnos y crecer como personas, así como acceder a dicha abundancia. Las personas no tienen consciencia ni siquiera de sí mismas, no son capaces de situarse a sí mismas en el contexto de las cosas. Todo lo percibimos desde el ego, desde el miedo y desde la inseguridad. Sin embargo todo es una elección, podemos decidir interactuar desde el amor en vez de desde el miedo.

A diario nos vemos sometidos a la influencia de los medios de comunicación que nos contaminan de perspectivas desastrosas de la realidad, que parecen pensadas para dejarnos sin energía. También nos encontramos expuestos en exceso a personas negativas, tóxicas, que nos bajan la energía y no nos dejan pensar ni ver con claridad. Y de la misma forma, estamos diariamente expuestos a alimentos tóxicos que nos roban la poca energía que nos había quedado. Exceso de comida y repleta de sustancias tóxicas. Todas estas cosas nos acercan más a la escasez que a la abundancia.

Hay quien piensa que estamos condenados a ser infelices. Sin embargo, la realidad es otra. Todo en la vida es un resultado. Nuestra falta de éxito no es más que un resultado de una forma de pensar que nos dirige hacia la escasez y de estar rodeados a diario de información tóxica, personas tóxicas y alimentos tóxicos. La salud, los ahorros, las relaciones, la satisfacción personal, el bienestar, la paz interior, la realización personal… todo es un resultado de lo que hemos sembrado. Todo en esta vida está sometido a una relación causa-efecto. Si aprendemos a incidir en las causas, incidiremos también en el resultado. Todos los días activamos miles de causas tomando decisiones, podemos incidir en los resultados si tomamos consciencia de las decisiones y de qué resultados nos pueden traer. Para ello es necesario dejar de vivir en piloto automático que es como viven la mayoría de las personas y escuchar a la intuición.

Normalmente nuestra intuición nos llevará por el buen camino. Y si no es así, al menos hemos decidido de forma consciente, lo que nos permitirá aprender. O nos funciona o aprendemos. Lo malo no es equivocarse, lo malo es no ser conscientes, ir en modo automático y obtener resultados que no entiendemos.

¿Quieres saber más acerca de la relación causa-efecto y cómo condiciona tu vida? No estamos condenados a ser infelices. No esperes más: tu felicidad no es algo que puedas dejar para mañana.

Te invito a uno de mis Seminarios gratuitos. Son sesiones en las que, sin ningún tipo de compromiso, te ayudaré a mejorar tu situación y sentirte mejor contigo mismo.

 

Inscríbete al seminario gratuito de Aritz Urresti
Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL