logo Aritz Urresti

Ser más eficaz y mejorar tus resultados con menos esfuerzo

Escrito por Aritz Urresti el 9 Abr 2017

¿Te gustaría trabajar menos horas, tener más control sobre las cosas y reducir el estrés?

¿Actúas por inercia, yendo a trabajar día tras día, a ejecutar tus tareas de forma reactiva?

¿Tienes claro que no te gusta tu situación actual y que te gustaría mejorarla en algunos aspectos?

A continuación te aporto unos consejos para mejorar ser más eficaz y mejorar tus resultados con menos esfuerzo:

  1. Ponte objetivos. Para saber a dónde quieres llegar profesionalmente, debes dedicar tiempo a reflexionar y analizar porque no puedes saber qué hacer para mejorar, si desconoces a dónde quieres llegar. Define tu punto de destino en la vida, establece objetivos anuales y desarrolla metas para lograr esos objetivos. Las Metas deben ser específicas, medibles, tangibles, ambiciosas y realistas. Utiliza un sistema de planificación que aúne todo ello. Si no tienes un sistema no podrás dirigirte hacia tus Metas, y alejarte de la simple ejecución de las tareas diarias que no te llevan a ningún sitio.
  2. Identifica tus tareas de alta rentabilidad. No puedes continuar dedicando tu tiempo a todo tipo de tareas sin saber cuáles debes priorizar. Es importante aprender a identificar cuáles de tus tareas debes priorizar por ser las que te aportan rentabilidad tangible y porque te acercan a tus metas. La situación real en las empresas es que la inmensa mayoría de las personas desperdician el 80% de su tiempo en tareas que sólo les aportan el 20% de los beneficios. Dedica a estas tareas las 3 primeras horas de cada día de forma estricta e inamovible, y el resto del día, si quieres dedícate a las otras. Verás los resultados.
  3. Modifica tus hábitos. ¿Qué hábitos tienes que son perjudiciales para tu productividad? ¿Qué hábitos podrás desarrollar que fueran beneficiosos? Piensa que madrugar cada día, ir a la ducha, vestirnos, ira al trabajo, son actividades que requieren un esfuerzo enorme, sin embargo, al ser hábitos, lo hacemos sin siquiera pensar en ello. Porque son un hábito. Si detectas hábitos que repites continuamente y te hacen dedicar horas a tareas no rentables, debes ser auto crítico y trazar un plan para abandonarlos. Y de la misma forma, adquirir hábitos para hacer cosas con facilidad, que aparentemente requieren un gran esfuerzo.
  4. Márcate acciones de mejora. Planifica y emprende acciones de mejora que te conduzcan a cambiar hábitos, superar barreras mentales, etc. Si analizas lo que haces y detectas las cosas a mejorar, el siguiente paso es poner por escrito la forma de corregirlo y planificar tu desarrollo personal.
  5. Planifica tu crecimiento. Todos los pasos anteriores los podrás llevar a cabo únicamente si los planificas con dedicación y los metes en tu agenda. Sin planificar lo más fácil es que te arrastre la inercia. Es imperativo aprender a planificar correctamente según las prioridades que te marcan tus objetivos y tus metas. Establece las horas de la semana que dedicarás a pensar y planificar, y bloquéalas en tu agenda. De ello depende la consecución de tus metas.

¿Quieres aprender más? Asiste a mi seminario gratuito para empresarios y directivos, y aprenderás lo que necesitas para cambiar. Se trata de un curso gratuito de 5 horas que impartiré el martes de 9 a 14 h.

Seminario de Aritz Urresti
Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL