logo Aritz Urresti

¿Eres tú quien dirige tu vida o son tus hábitos inconscientes?

Escrito por Aritz Urresti el 12 May 2017

La repetición de hábitos diarios tiende a llevarnos en una dirección que muchas veces no escogemos. Sin darnos cuenta, los hábitos guían nuestros actos. No tomamos decisiones conscientes acerca de lo que hacemos cada día, sino que es el hábito el que decide en nuestro lugar. Sin pensar, nos levantamos, desayunamos, vamos a trabajar, respondemos e-mails, contestamos las llamadas, elaboramos proyectos, nos reunimos, paramos para comer, volvemos a trabajar…

Una vorágine diaria que nos arrastra sin que nos demos cuenta. De forma inconsciente, son los hábitos quienes nos dictan nuestras actividades, en lugar de decisiones conscientes basadas en buscar el logro de nuestras metas. No decidimos los pasos que damos, no decidimos hacia dónde nos dirigimos, no planificamos nuestras actividades en función de nuestros deseos y metas.

Nuestra vida transcurre a velocidad vertiginosa, pero sin embargo no avanzamos, nos comportamos como un hámster dando vueltas a toda velocidad en la rueda de su jaula, pero sin moverse del sitio, un día tras otro, corriendo y corriendo sin progresar, cumpliendo con la “supervivencia” moderna: pagar las facturas. Si tienes dudas acerca de esto, reflexiona y analiza con sinceridad: ¿Cuántas de las cosas que has hecho hoy las has decidido y cuántas las has hecho sin pensar, guiado por los hábitos?

Como consecuencia, nuestra vida va a la deriva. No ponemos el foco en nuestros intereses, sino que nos dejamos llevar de un lado para otro en función de las metas de los demás. Si no nos protegemos, priorizamos y planificamos en función de nuestras metas, estaremos trabajando para las metas de otras personas.

¿Hay solución para el poder de tracción que tienen los hábitos inconscientes?

¿Qué podemos hacer para escapar del inmenso poder de los hábitos que nos arrastra en la vida? El mejor consejo es pararse. Parar la inercia. Pisar el freno, antes de que la vida se nos escape del todo. Tómate unas horas, coge distancia, piensa en lo que estás haciendo y hazte preguntas clave: ¿Para qué lo haces? ¿Deseas realmente hacerlo? ¿Te beneficia de algún modo? ¿Lo que haces está alineado con tus metas? ¿Lo que haces te conduce a mejorar tu situación? ¿Disfrutas con las cosas que haces en el día a día? Sal de tu oficina, cambia de lugar, toma distancia, aléjate para poder ser objetivo.

La mejor forma de evitar ser arrastrados por los hábitos es preguntarnos siempre el para qué de las cosas. Debemos tener siempre en la mente el para qué de las cosas, no entrar en acción sin tomar tiempo y cuestionarme el para qué. Debemos ser proactivos, provocar que sucedan las cosas que queremos que nos sucedan. Y dejar de actuar como autómatas por puro hábito.

¿Quieres aprender cómo dar una nueva dirección a tu vida?

Te invito a uno de mis Seminarios gratuitos. Son sesiones en las que, sin ningún tipo de compromiso, te mostraré lo que necesitas saber sobre el desarrollo personal y profesional y cómo sentirte orgulloso de ti mismo y de tus resultados. Aprende cómo dar una nueva dirección coherente a tu vida y alcanzar el éxito profesional y personal.

 

Seminario de Aritz Urresti
Compartir en tus redes sociales
Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL