logo Aritz Urresti

Claves para optimizar una empresa

Escrito por Aritz Urresti el 6 Oct 2011
optimizar una empresa planificacion

Seguro que alguna vez te has preguntado cómo podrías optimizar tu empresa. ¿Te cuestionas de forma sincera si sería posible mejorar tu gestión? ¿Y te planteas acciones de mejora para evitar esos problemas habituales que te generan ansiedad y estrés? Existen técnicas y herramientas para mejorar los procesos, recortar los gastos, aumentar la captación de clientes, prevenir impagos, mejorar los proveedores, motivar a tu equipo, etc.

Es muy habitual en el trabajo de un empresario, que el 20% de su tiempo genere el 80% de los beneficios. Y que el 80% restante de su tiempo, genere sólo un 20% de los resultados de la empresa. Imaginemos que encontráramos la forma de invertir esta situación, y consiguiéramos que todo el tiempo que empleamos fuese igual de rentable que ese 20%. Nuestros resultados se multiplicarían.

Planificación

Lograr esto es posible. Conociendo las técnicas y las herramientas, con el adecuado período de aprendizaje y adquisición de habilidades, podemos optimizar nuestra empresa y mejorar nuestros resultados. Para ello es necesaria la planificación. Empezaré por analizar lo que hago cada día, estableciendo el punto de partida en el que estoy. Después es preciso marcar el punto a donde me gustaría llegar. Y finalmente, trazar el camino para llegar de un punto al otro, marcando hitos y fechas en el camino, midiendo y corrigiendo desviaciones para llegar al objetivo. Si no analizo no sabré lo que hago mal, y sin saber lo que hago mal ¿Como voy a corregirlo?

Tras el análisis debo identificar cuáles son las Tareas de Alta Rentabilidad en mi negocio, y cuáles son las tareas que realizo que no son realmente rentables ¿Cuáles de ellas me dan realmente dinero? ¿No debería dedicar la mayor parte de mi tiempo a esas tareas? Conseguir esto no es fácil. Muchas veces nos encontramos atrapados en una maraña de tareas que nos vemos obligados a realizar, aunque no nos aportan ganancias. Y que no somos capaces de dejar. Unas veces es debido a que no sabemos delegar, otras veces es por no saber decir NO. A menudo somos incapaces de evitar interrupciones de nuestros empleados, clientes y proveedores, que nos conducen a invertir el tiempo en tareas no rentables. Y pensamos que no es posible hacerlo de otra manera. Pero la realidad es que son nuestras propias barreras mentales las que nos llevan a regalar nuestro tiempo a los demás, en lugar de protegerlo y reservarlo para las Tareas de Alta Rentabilidad.

Dominar las técnicas de planificación, la priorización de tareas, la gestión de tiempo, la protección de bloques de tiempo para la alta rentabilidad, etc. puede marcar la diferencia para no estar agobiados mes tras mes y dejar de trabajar continuamente bajo presión.

Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué no capto más clientes? y echamos la culpa a la crisis. Pero realmente no nos hemos preocupado de analizar a qué dedicamos nuestro tiempo de trabajo en la empresa. Si no capto clientes ¿será porque no he hecho las visitas comerciales suficientes? Y si no he hecho visitas suficientes, ¿será porque no he hecho previamente las llamadas necesarias para conseguir visitas? Y si no he hecho las llamadas necesarias, ¿será porque no he hecho previamente una prospección de clientes potenciales? Y si no he hecho nada de todo esto, ¿será porque no he protegido bloques de tiempo para todo ello, porque no he sabido decir NO ante imprevistos e interrupciones, y porque me he dejado llevar por la inercia y por el día a día?

Si mi forma de trabajar es dejarme llevar por las circunstancias, ceder mi tiempo a las necesidades de los demás, planificar mi agenda en función de lo que surge en el día a día… la consecuencia es que no tengo el control de lo que me sucede y me dejo zarandear por mi entorno. Actuo reaccionando ante las cosas, no provocándolas. No llevo realmente el timón, simplemente corro detrás de las cosas de forma reactiva, no actuo de forma proactiva.

Es posible adquirir habilidades que nos permitan optimizar cada área de la empresa: comercial, producción, gestión de proveedores, reducción de gastos, facturación, gestión de cobros, etc.

 

¿Quieres aprender más sobre cómo potenciar la productividad de tu negocio? Aprende a tener el control sobre lo que te sucede y a centrar el trabajo en tareas de alta rentabilidad: las que hacen ganar dinero.

Asiste a mi próximo curso gratuito de 5 horas en el edificio del Seminario de Derio (curso presencial todas las semanas). Totalmente gratuito y sin ningún compromiso posterior.

Inscríbete rellenando el formulario: haz click aquí.

Compartir en tus redes sociales
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

2 Trackbacks/Pingbacks

  1. […] · ¿Inviertes horas y horas sin que repercuta en una mayor rentabilidad? […]

  2. […] Si dejas pasar cada día esperando a tener tiempo para realizar acciones comerciales, verás cómo transcurren las semanas y sin haber hecho nada. Los resultados no vienen por si mismos, hemos de provocarlos. […]

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL