logo Aritz Urresti

Cómo hacer que el trabajo te dé vida, en lugar de quitártela

Escrito por Aritz Urresti el 25 Ene 2012
trabajo productividad

Lee atentamente y reflexiona si te identificas con alguna de estas frases:

  • Trabajo demasiadas horas al día.
  • Mis empleados viven mejor que yo.
  • Llego al final de la jornada con la sensación de no haber hecho lo suficiente.
  • Mi vida se centra en el trabajo, no queda apenas espacio para ocio, vida social o familiar.
  • Tengo que estar detrás de todo y de todos para que las cosas funcionen.
  • En lugar de encontrar independencia y libertad en mi empresa, estoy atrapado por ella.
  • He tenido que rebajar mi calidad de vida para que mi empresa pueda seguir adelante.
  • Debo sacrificarme y trabajar mucho en el presente para poder disfrutar de calidad de vida en el futuro.
  • Mi vida es trabajo, trabajo y trabajo. Ya no recuerdo qué cosas hacía antes en mi tiempo libre.

La mayoría de los gerentes y directivos de empresas no poseen una verdadera mentalidad emprendedora. Algunos son buenos conocedores de alguna disciplina técnica, que se decidieron a montar una empresa pretendiendo ganar de esta forma independencia, libertad, calidad de vida, más sueldo… Más que empresarios, son trabajadores con mentalidad de técnico que se encuentran atrapados en un auto-empleo. Ahora reúnen la parte mala de ser empresario y la parte mala de ser empleado. Si éste es tu caso y como consecuencia de crear una empresa estás peor que cuando eras empleado, debes analizar sobre si realmente eres un empresario o si eres un autoempleado. Debes pensar en si el trabajo te da vida o te la quita.

¿Cómo saber si soy un empresario o un autoempleado? Si dedicas tu tiempo al desarrollo técnico del trabajo, no eres realmente un empresario, si no un trabajador por cuenta propia, independientemente de que tengas una empresa a tu nombre y tengas empleados.

Si deseas ser empresario y que tu empresa te dé libertad y calidad de vida, las actividades de tu día a día serán desarrollar la empresa, detectar oportunidades, medir y valorar resultados, analizar y reflexionar sobre el mercado, las líneas de negocio, etc. Embarcarte en las tareas técnicas no te permitirán llevar a cabo las tareas propias de un empresario y seguirás viviendo esclavo de una empresa que no funciona sin estar tú presente en todo momento, dedicado a apagar fuegos y resolviendo los problemas de tus empleados, sin poder resolver los tuyos propios.

Conseguir que el trabajo te dé la vida o te la quite está en tus manos: tú decides. Toma la responsabilidad de tu propia vida y no culpes de tus problemas al entorno o a la crisis.

¿Quieres aprender más sobre este tema?

Asiste a mi próximo curso gratuito de 5 horas en el edificio del Seminario de Derio (curso presencial todas las semanas). Totalmente gratuito y sin ningún compromiso posterior.

Inscríbete rellenando el formulario: haz click aquí.

Compartir en tus redes sociales
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL