logo Aritz Urresti

Trabajar por metas: ¿por qué es importante?

Escrito por Aritz Urresti el 7 Feb 2012

trabajar por metas

Trabajar por metas es dar una dirección a tu vida, saber de dónde partes, a dónde quieres llegar, y los hitos a cumplir en el camino. Trabajar por metas es establecer un origen y un destino en tu vida, pero un destino que escoges tú mismo, no lo deciden los demás. Trabajar por metas es importante porque te permite establecer prioridades entre el conjunto de tus tareas y centrarte en las que aportan valor real en tu vida. Trabajar por metas significa tener un plan de acción, no actuar por inercia y rutina. Además, puede suponer la diferencia entre conseguir o no las cosas que deseas para ti y tu familia.

Trabajar sin metas es como cuando una persona se pierde en el desierto: nos hace deambular en círculos, aunque pensemos que caminamos en línea recta. Sin una meta claramente definida, estarás perdido, confundido y sin remedio.

En un día de invierno, tres muchachos jóvenes iban caminando por un bosque y llegaron a un campo abierto de unos 500 metros de ancho. Hicieron una apuesta para ver quién podría caminar en línea más recta a través del campo cubierto de nieve. El primero de ellos, fijó su vista hacia adelante y caminó rápidamente atravesando el campo, seguro de que podría mantener un curso recto. Pero cuando llegó al otro lado y miró hacia atrás vio que sus huellas describían un arco cada vez más curvo. El segundo decidió aprovechar el error del primero y comenzó a caminar con mucho cuidado. Avanzaba unos cuantos pasos, miraba atrás, luego miraba adelante y continuaba unos cuantos pasos más. Cuando llegó al otro lado, se asombró al descubrir que había caminado en una ruta zigzagueante aún peor que la del primero. El tercer joven, después de observar a los dos primeros, descartó sus técnicas y finalmente tuvo una idea. Seleccionó un árbol en la orilla misma del lado opuesto del campo y luego a la distancia otro árbol más alto directamente detrás del primer árbol. Comenzó a atravesar el campo manteniendo en línea los árboles a medida que avanzaba. Cuando terminó, descubrió jubiloso que su sendero a través de la nieve era perfectamente recto.

Cuando tu vista está fija claramente en una meta distante, con puntos intermedios como guías, entonces sigues una trayectoria recta hacia tu meta. Éste es el valor que aporta trabajar por metas. Todo aquello que seamos capaces de imaginar, visualizar y desear sinceramente puede ser nuestro, si planificamos y trabajamos para obtenerlo a través de la fijación de metas. Cada uno de nosotros posee creatividad, originalidad y verdadero genio si nos atrevemos a usarlos.

¿Quieres aprender más sobre cómo fijarnos metas?

Asiste a mi próximo curso gratuito de 5 horas en el edificio del Seminario de Derio (curso presencial todas las semanas). Totalmente gratuito y sin ningún compromiso posterior.

Inscríbete rellenando el formulario: haz click aquí.

Compartir en tus redes sociales
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

One Trackback/Pingback

  1. […] de metas, quizá de forma inconsciente, estarás estableciendo la expectativa de que eres capaz de alcanzar tus metas, que eres capaz de crecer y desarrollarte, y que eres capaz de triunfar en la […]

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL