logo Aritz Urresti

¿Sabes diferenciar entre deseos, objetivos y metas?

Escrito por Aritz Urresti el 21 Jun 2013

diferenciar entre deseos, objetivos y metas

¿Sabes diferenciar entre deseos, objetivos y metas? Es importante diferenciar estos conceptos para poder planificar correctamente y saber en qué dirección ir. Estos términos te ayudarán a identificar si tus acciones en el día a día están bien orientadas y te acercan hacia donde quieres llegar.

1. Deseos: Los deseos o anhelos suelen ser vagos y difusos, poco tangibles. Trabajar en identificar las cosas que deseo es importante, porque me sirven para identificar mi misión y mi propósito. Es recomendable hacer por escrito una lista de las cosas que siempre he deseado, dedicando tiempo a identificar los deseos sinceros o deseos profundos, diferenciándolos de los deseos circunstanciales y pasajeros. Es complicado y lleva tiempo, requiere auto conocimiento, pero trabajar en este sentido nos ayuda a identificar el tipo de vida que nos gustaría llevar, los valores y el sentido a dar a nuestra vida.

2. Objetivos: Los objetivos son también poco tangibles, son genéricos. Nos indican grandes cosas que quiero lograr, pero sin especificar de forma medible. Por ejemplo tus objetivos de este mes pueden ser: aumentar la cartera de clientes, hacer deporte, estar más con tus hijos. Al ser los objetivos demasiado grandes, complejos, demasiado genéricos, y poco tangibles, es muy difícil hacerlos, lo que suele ocurrir es que se dejan “para mañana”, nos ponemos con las tareas del día a día y los temas urgentes, y se quedan sin hacer. Normalmente es preciso desglosarlos en acciones más pequeñas que se han de planificar. Los objetivos han de ser ambiciosos y deben ser cosas que no haría o que no esté haciendo ya, cosas que me fuerzo a hacer al plantearlas como objetivo y que me suponen un esfuerzo.

3. Metas: Las metas han de ser tangibles, específicas, cuantificables, medibles y con una fecha límite. Han de ser por escrito. Las metas me conducen a cumplir el objetivo, es decir, una vez fijado determinado objetivo para este mes, me fijo varias metas tangibles que me conducen a cumplir ese objetivo intangible. Una meta viene a ser un indicador que me pongo de antemano, para asegurarme que cumplo mis objetivos, un indicador que me ayuda a romper mis barreras mentales y a ponerme en acción. Al elaborar la meta, he de poner cada acción a emprender en mi agenda, en una fecha y a una hora exacta, y he de proteger esa acción, para que las urgencias y las barreras mentales no me impulsen a no hacerla. Las metas me llevan a enfrentarme a mis barreras constantemente, me impulsan a hacer cosas que normalmente no haría, me ayudan a salir de mi “zona de confort”, a superar mis miedos internos y mi pereza, me hace enfrentarme a mi mismo y cuestionarme si hago lo que debo hacer para cumplir mis grandes objetivos y acercarme a mis deseos. Nunca cambiaré resultados si no me pongo en acción y las metas son lo que me ponen en acción.

Una vez que hayamos dedicado tiempo a identificar nuestros deseos, a conocer las cosas que siempre hemos deseado, los deseos sinceros y deseos ardientes, el tipo de vida que nos gustaría llevar, nuestra “misión”, hemos de fijar objetivos que nos conduzcan a conseguir esos deseos. Y posteriormente, hemos de desglosar esos objetivos genéricos e intangibles, en metas específicas, tangibles y medibles, y esas metas estarán formadas de acciones o tareas, con fechas concretas y con una planificación que nos conduzcan a cumplirlas.

 

¿Quieres aprender más? Asiste a mi seminario gratuito para empresarios y directivos, y aprenderás lo que necesitas para cambiar. Se trata de un curso gratuito de 5 horas que impartiré el martes de 9 a 14 h. en el edificio del Seminario de Derio.

  • Seminario Gratuito de 5 horas para empresarios y directivos.

  • No te lo pierdas: Plazas limitadas, máximo 25 personas.

  • Inscríbete rellenando el formulario que encontrarás a la derecha de este texto, o haz click aquí.

Compartir en tus redes sociales
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

One Trackback/Pingback

  1. […] ser que nuestra vida sea dirigida por la inercia. Ten por seguro que si no trabajas en tus propias metas, acabarás trabajando en las metas de otra […]

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL