logo Aritz Urresti

Cómo enfocar mi vida

Escrito por Aritz Urresti el 23 Ene 2015

Cómo enfocar mi vida

¿Cómo enfocar tu vida?

El enfoque es una habilidad personal que supone la diferencia fundamental en la vida entre quienes lo desarrollan y quienes no lo desarrollan. La capacidad de enfocarse en la vida es lo que puede darnos una realidad diferente, extraordinaria, una existencia que merezca la pena vivirse, alejándonos de la rutina, de la desmotivación, la falta de objetivos y la frustración. Y como resultado, el enfoque nos permite obtener satisfacción con las cosas que hacemos en nuestro día a día, experimentar crecimiento personal y mejorar nuestra calidad de vida.

Saber estar enfocado es una de las destrezas más importante que una persona debe adquirir, ya que lo que nos ocurre en nuestra vida tiene una relación directa con aquello que seas capaz de enfocar en tu mente la mayor parte del tiempo. Si te enfocas en problemas, miedos, obstáculos, frustraciones y limitaciones personales, eso será lo que atraerás. En cambio si te enfocas en crecer, aportar y disfrutar, tu vida será muy diferente. Todos terminamos atrayendo hacia nosotros aquello que enfocamos en nuestra mente la mayor parte del tiempo.

Cada vez que te enfrentes a un problema, enfócate solo un 20% del tiempo en el problema, el tiempo mínimo que sea imprescindible, y enfócate e 80% del tiempo restante en la solución, o en dar la vuelta a dicho problema para transformarlo en oportunidad. Recuerda que todo problema es una oportunidad disfrazada de la que puedes obtener un gran beneficio. Todo radica en tener visión, imaginación, espíritu libre, creatividad y enfoque para dar la vuelta a los problemas y convertirlos en beneficios.

La mayoría de las personas en algún momento de su vida se atascan, se detienen ante los obstáculos, les cuesta avanzar. Dejan de tener el control sobre a qué dedican su tiempo, y pasan a ser las circunstancias las que les controlan a ellos, quedando encerrados en una vida circular, mediocre, rutinaria e insatisfactoria. Los problemas hacen que pierdan el enfoque y se limitan a sobrevivir. No vivir, solo sobrevivir.

La mejor forma de volver a encontrar el enfoque es detenerte. Parar. Deten el torrente que te arrastra y dedícate un par de días a reflexionar, analizar y a hacerte a ti mismo unas preguntas importantes que te devuelvan el enfoque. Pregúntate dos cosas: qué quieres y por qué lo quieres. Parecen preguntas sencillas pero no lo son. Requiere tiempo hallar las respuestas sinceras y profundas. Es necesario dominar estas preguntas y saber responder la verdad que está en nuestro interior, nuestra verdad íntima y sincera. Deben ser respuestas concretas y específicas, huyendo de tópicos y generalidades. Cada persona debe saber qué quiere y por qué lo quiere y permanecer el mayor tiempo posible enfocado en ello, resistiéndose a distracciones e interferencias del exterior que le saquen de dicho enfoque. Analiza dónde inviertes y dónde deberías invertir tu tiempo. Tu felicidad está en juego.

¿Quieres aprender a enfocar tu vida? Si quieres que te apoye en tu desarrollo personal ponte en contacto conmigo.

No sigas esperando a mañana, el éxito no depende de lo que hagas mañana, si no de lo que hagas hoy.

Seminario de Aritz Urresti
Compartir en tus redes sociales
Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido.

Síguenos

twitter Aritz Urresti facebook Aritz Urresti linkedin Aritz Urresti youtube Aritz Urresti
@AritzUrresti

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete aquí al newsletter y recibe mis artículos cada mes en tu email totalmente gratis

OK

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que encontrarás en nuestro AVISO LEGAL